Panadería y Pastelería “La Campezana”: El Pan de la Vida Sana

Emplazada en un clásico sector del Principal Puerto de Chile, es una marca asociada a Calidad y Sabor Tradicional que ha sabido mantenerse por más de un siglo y medio.

Antonella Vaccarezza y Felipe Cortés mantienen el legado de esta tradicional Panadería y Pastelería, su casa matriz está ubicada en la tradicional Subida Ecuador en Valparaíso y ha sido desde hace mucho más de un siglo un punto de reunión y de localización en su entorno.

Su atención al público desde muy temprano, la muy interesante variedad en Pastelería y que su Pan Batido (también conocido como marraqueta o pan francés según de qué lugar de Chile nos esté leyendo) haya sido seleccionado varias veces como uno de los mejores de la Ciudad, son las particularidades de una de las Panificadoras más antiguas de esta Región. La Campezana fue creada por dos ciudadanos españoles; Don Basilio y Don Lázaro y su legendaria propiedad ha pasado también por manos familiares.

Los maestros Panaderos inician la jornada a las 21:00 horas para sacar el pan de la mañana y cumplir con los repartos. Más tarde sigue el otro turno que comienza sus labores a las seis de la mañana para preparar el pan que se consume al mediodía y “la tercera cuadrilla”, como ellos le llaman, a las 11:00 am, que son los responsables de elaborar el pan hasta el resto del día, de tal forma que siempre exista pancito calientito disponible.

Cuéntanos un poco del pasado y del presente de La Campezana

La Campezana nace en 1870, hace ya largos 152 años. Es la Panadería más antigua de Valparaíso y eso es por datos históricos que hemos podido recopilar apoyados por historiadores de la Ilustre Municipalidad de Valparaíso. Luego, en el año 1973, Bruno Vaccarezza Pasqualetti, Italiano oriundo de Génova, compra la Panadería y mantiene su tradición, falleciendo en el año 1992. Su familia sigue hasta el día de hoy, cambiando de generación a lo que actualmente mantiene su primogénita Antonella junto a su marido Felipe.

Estamos muy contentos de mantener hoy en día, nuestro legado… seguimos con nuestros hornos a leña y siempre preocupándonos de la gama de Panadería y Pastelería que nos caracteriza.

Con el pasar de los años, hemos visto cómo el sector y las personas han ido mutando. Pensar que siempre el punto de referencia es la Panadería, es el típico local de barrio donde se puede conversar de lo humano y lo divino. Hubo mucha gente que se fue en algún momento. El tema de la subida Ecuador ha sido voluble en estos últimos años, ya sea por los pubs que se han emplazado y/o por los residentes que antes vivían y ya no están. El público ha cambiado mucho, antes era netamente familiar y hoy en día también es clientela comercial. Sin embargo el buen nombre y prestigio se mantiene; “Hay gente que viene desde Santiago, por ejemplo, a comprar nuestros deliciosos Berlines destaca Felipe, que ha activado la entrega a domicilio para mantener ese rico contacto familiar con sus clientes.

“Tenemos Delivery en Valparaíso y Viña del Mar, donde atendemos a varios negocios de comida rápida y almacenes de distintos tamaños, dando hincapié principalmente a nuestra calidad y servicio.

¿Nos presentas el área repostería de la Campezana?

Tenemos una amplia gama de productos de repostería, desde algo tan simple como un mantecado, cachitos de manjar, pañuelos, palmeras, galletones, queques, variedades en muffins etc. hasta nuestro berlín que es nuestro gran sello. Mantenemos la misma calidad en variedades de Tortas, kuchenes, crostatas y coronas. Tenemos novedades como son, Red Velvet, Black Velvet, Blondie Zanahoria, Selva Negra y cositas individuales como son las delicias y bocaditos de chocolate… y en pandemia hemos incorporado el formato mediano que a la gente le ha encantado ya que los aforos se han visto disminuido producto del coronavirus.

¡Acá nos queremos detener! Se mencionaron dos productos que pocas veces se han destacado en la pastelería criolla; crostatas y pañuelos. La crostata es una tarta con una base de pasta frolla que se prepara fundamentalmente con harina, mantequilla, azúcar y huevos. Esta base se puede completar de diferentes insumos tales como; crema, requesón y mermeladas, entre otros rellenos. Por su parte los Pañuelos son una liviana masa de hojaldre con la clásica crema pastelera y manjar.

“Día a día trabajamos con los mejores ingredientes para llegar hasta tu mesa con el mejor sabor. Cada producto es elaborado con nuestra receta tradicional y amasado por nuestros expertos maestros Panaderos y Pasteleros. ¡Ya lo sabes! ven a La Campezana y disfruta ¡el Pan de la Vida Sana!” La Campezana en Facebook.

Respecto a lo netamente Panadero y por el tema pandémico, han modificado sus instalaciones, como por ejemplo, sus estanterías, de materiales acrílicos transparentes para proteger y conservar sus variedades de panes, como son los integrales, panes pita, pan de hamburguesa, pan de molde, hallullones, panes de menú y los clásicos; pan batido (el más vendido en La Campezana) y las hallullas y colizas. Todo esto con las normas sanitarias vigentes.

Siguen trabajando con un centenario horno a leña, cumpliendo con todas las normativas de la autoridad medioambiental y su vez venden productos complementarios, porque como dice Felipe “la idea es que la gente cuando nos visite se lleve un mix de cosas y experiencias“.

“Por más de 100 años el cariño ha sido el principal ingrediente en todas nuestras recetas, conquistando el corazón y la guatita de muchos porteños” Instagram de La Campezana.

Si visitas Valparaíso, los puedes encontrar en Av. Ecuador 284 y Bellavista 584 (Plazuela Ecuador).

Les recomendamos seguirlos. Están en…

Facebook: https://www.facebook.com/lacampezana

Instagram: https://www.instagram.com/la_campezana_