¿Puede un robot realizar hoy nuestro trabajo? (Parte 1)

Es inquietante que los primeros trabajos en que los autómatas han desplazado a los humanos sean la preparación de alimentos y la atención a personas. ¿Qué dice esto de nosotros?

Los primeros sistemas automatizados ya interactúan con los humanos desde hace mucho, a través de Chats de páginas web, mediante llamadas telefónicas e incluso por WhatsApp. Muy a menudo nos percibimos, pero comenzamos a acostumbrarnos. Sin embargo esta tendencia no es la que nos ocupa esta vez en esta Columna de Expertos. Nuestro foco es simple; ¿Reemplazarán en parte o todas las aristas del bello oficio del bakery en corto plazo? Y la siguiente pregunta es; ¿por qué?

Primero, un dato preciso: Pequeños androides traen tus pedidos en restaurantes de China, Japón y otros países en oriente. Le empresa Keenon Robot ofrece un equipo autómata para ofrecer Sistema Buffet para todo tipo de eventos, matrimonios por ejemplo. Se llaman “Delivery Robot” y ya se comercializan en cinco tipos, todos con diferentes habilidades. ¡Y esto está ocurriendo hoy!

Comenzaremos analizando el ¿por qué? y llegamos a una conclusión muy potente que tiene dos ángulos; En términos globales los humanos ya no desean atender a humanos y/o las empresas buscan reemplazar a los empleados de carne y hueso por máquinas que no se cansan, no piden vacaciones, no realizan paros ni huelgas y trabajan por muy poco dinero. Quizá ambas tendencias se están produciendo, producto de los tiempos complejos en que estamos viviendo, donde incluso la calidad de la salud mental de las personas está en entredicho.

Las tasas de ocupación en restaurantes, cafeterías, pizzerías y otros negocios del rubro del bakery han bajado. Es hoy más complejo el encontrar personal idóneo que acepte trabajar bajo ciertas condiciones y que además “haga carrera”, “se ponga la camiseta” y que sea así una continuación generacional lógica de los negocios establecidos. Eso simplemente ya no existe. La gente joven en edad laboral no desea, no quiere trabajar siempre en lo mismo por décadas de vida; lo que antes era una expectativa de vida ahora se ve como una temporalidad, un momento para luego hacer otra labor… en otra parte.

Entonces la rotativa de personal se va agudizando. Todo se complejiza, se encarece y se torna más dificultoso, porque; ¿cuánto tiempo le podría tomar al dueño o dueña de una pastelería el capacitar a una persona para que la apoye? ¿Puede capacitar a varias personas al año sin que se resienta la capacidad productiva del negocio e incluso la salud física del emprendedor a cargo?

Hace unos días el portal de Tele 13 señaló que; “El método, desarrollado por un equipo de científicos suizos, revela que la inteligencia artificial no es la única amenaza al empleo humano”. En una próxima Columna de Expertos me referiré a este estudio, el cual revela que la inteligencia artificial no es la única amenaza al empleo humano, pues los trabajos físicos también podrán ser realizados por robots. Revisaremos en qué trabajos ya están reemplazándonos y haremos una reflexión acerca del cómo aminorar los efectos de esta tendencia que no se detendrá.