Pan Chocoso; en vías de extinción

Hay algunas variedades que han ido desapareciendo y espaciadamente se pueden hallar en los mostradores de algunas panaderías, donde han ganado terreno las marraquetas y hallullas.

Los signos son evidentes. Hemos perdido variedad en la panadería nacional. Ya están en abierta retirada y con pocos indicios de recuperación cultural, panes como el Monroy, el Español, las Rositas, el Candeal, el Bocado de Dama y el Cachito entre otros. Estos panes en extinción fueron denominados “de mesa”. Se suelen ofrecer en eventos especiales, catering y restaurantes, debido a su agradable aspecto. Especialmente es el caso de los Bocados de Dama y las Rositas, que cumplen esta función decorativa.

Sobre el Chocoso, un pan muy consumido hasta la década de los años ochenta, la Panificadora Pan Seis define; “Este tipo de pan que se compone en su cuerpo de más aire y humedad, formando una masa esponjosa. Tiene forma alargada, es ovillado manualmente. Para su cocción este es depositado directamente en el piso del horno lo que genera una cáscara muy sabrosa y delicada”.

“El Chocoso era el último pan que salía en el turno de la mañana, debido a que a esa hora el horno estaba menos caliente y es un pan que no necesita tanto calor para su producción. A las ocho de la mañana tomábamos desayuno con mi familia y nunca faltaban los Chocosos recién salidos del horno con una rica mantequilla derritiéndose sobre la miga”, declaró Lucio Fraile de la Panadería América.

Dado el explosivo crecimiento que experimentó la ciudad de Santiago en la segunda mitad del siglo XX, se comenzó a privilegiar la cantidad sobre la variedad. Por esta razón muchos tipos de panes dejaron de elaborarse. El declive progresivo de algunos de ellos hace agradecer la suerte de encontrarlos a veces en el mostrador, entre hallullas y marraquetas que se apoderan de las panaderías.

Hoy es posible encontrarlo en formato pan congelado en alguna tienda online de supermercados, pero ciertamente no es la misma experiencia de consumo. También es posible hallar en internet algunas recetas para su elaboración, sin embargo nos preguntamos, ¿no será posible hacer un esfuerzo a nivel país para que estas variedades de panes no desaparezcan del todo? Perderlos es relegar al olvido a productos tradicionales de la antigua panadería nacional y por tanto es perder patrimonio cultural.

¿Dónde comprarlo en Santiago? Entre varias ubicaciones nos permitiremos, esta vez, destacar a Panadería Lo Almendro ubicada en Ñuñoa, en plena Avenida Grecia al frente del Estadio Nacional. Se define como una panadería de tradición familiar, ofreciendo productos artesanales y de gran calidad. Entre sus productos más destacados, se encuentra: pan Chocoso, pan de hoja y tortillas con manteca vegetal.

Fuentes:
Panificadora Pan Seis
ReddIT
City Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =