Pan Congelado; Sube su Popularidad

Es una solución conveniente para el desperdicio de este masivo producto. El pan es uno de los productos alimenticios más desaprovechados en todo el mundo.

Con la renovada popularidad de los alimentos congelados, el mercado de la panadería congelada también ha ganado una enorme tracción en los últimos tiempos. Los productos de bollería congelada se están desarrollando en paralelo al avance tecnológico en el sector de la panadería y permiten ayudar a empresas y consumidores a acceder a productos ricos y fáciles de preparar.

En un momento en que los precios del trigo se están disparando, se prevé que la producción de alimentos congelados reduzca el desperdicio de cultivos. Con el pan congelado, los distribuidores de productos de panadería ahora encuentran aún más fácil distribuir, conservar y terminar los productos de pan que ponen a disposición de los consumidores.

Por otra parte, y analizando esta tendencia desde otra arista, el comprar pan congelado es una de las decisiones que contribuye a diversificar la oferta de productos de una pastelería o una cafetería, por ejemplo. Por sus cualidades (que se conservan intactas), las masas congeladas son una apuesta segura en un negocio de este tipo. Permiten tener excelentes productos en el caso que el proveedor tenga la experiencia y, al mismo tiempo, son ideales para administrar y controlar el stock y las ventas, ya que se pueden ordenar y preparar de acuerdo a la demanda.

En este sentido, las masas congeladas para panadería facilitan mucho ofrecer al cliente desde la bollería salada hasta un croissant de chocolate, pasando por una gama de productos donde el pan también tiene un papel protagonista. Una vez que el producto ofrecido es el adecuado. Utilizados por hoteles de cinco estrellas y restaurantes de primera clase, los productos de panadería congelados ofrecen ventajas como la reducción de la necesidad de recipientes para masa, la reducción de fallas en la cocción y cocinas sin desorden, lo que otorga a estos lugares una reputación de alto grado.

Los productores de productos de panadería ahora están aumentando sus capacidades de producción para satisfacer la creciente demanda de varias empresas HORECA. Por ejemplo, en marzo de 2022, Wonder Bakery, anunció sus planes de establecer una planta de 62.000 pies cuadrados para la producción y distribución de pan industrial congelado en Dubái con una inversión de 14 millones de dólares.

Hay sin embargo, algunos cuestionamientos que deben reflexionarse. Miguel Ayuso Rejas, director del portal Directo al Paladar de España pone en alerta una situación que podría replicarse en mercados de otros países; “El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que establece que un supermercado que se limita a hornear barras de pan congeladas no debe ser considerado como un horno de fabricación de pan. La decisión viene motivada por un recurso de los Supermercados Lupa, que quería evitar que el Ayuntamiento de Santander les cobrara el Impuesto de Actividades Económicas como despacho de pan, adicional al que ya pagaban como comercio al por menor”.

La 3ra sala del Tribunal Supremo de la ciudad española de Santander ha concluido que meter una barra congelada de pan en el horno “no supone la totalidad del proceso que, a partir de la mezcla y amasado de las materias primas o ingredientes, concluye con el pan elaborado y listo para la venta. A lo sumo podría admitirse que esa fase de cocción o calentamiento del pan congelado concluye o remata un proceso productivo, pero no lo totaliza, en absoluto”.

Fuentes:
Panamar Bakery
Directo al Paladar
Food Engineering

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =