Se activa el mercado de los Postres Congelados

Este segmento experimentará un crecimiento a una tasa compuesta anual del 5.8% y se prevé que alcance una valoración de alrededor de 176 mil millones de dólares hacia el año 2032.

El mercado mundial de postres congelados (helados de diversos tipos y productos horneados tales como pasteles, tartas, bagels, muffins y donas entre otros) manifiesta positivas perspectivas de desarrollo para los próximos años. Este mercado específico tiene a su favor el aumento de las rentas de los países en desarrollo, y en el resto del mundo su apuesta por la introducción de nuevos sabores tiene un recorrido favorable. Además se prevé que siga ascendiendo como compra impulsiva y, en general, por la tendencia creciente al consumo de postres helados en todo el orbe.

Con base en datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que aproximadamente 422 millones de personas a nivel global padecen diabetes, y se proyecta que esta cifra aumentará a 600 millones en los próximos veinte años. Esta realidad ha generado un cambio en las preferencias de los consumidores, quienes ahora buscan activamente alternativas que sean veganas, bajas en calorías y libres de lácteos.

Destaca el portal especializado En Alimentos; «Se anticipa que la creciente demanda de postres orgánicos debido a los diversos beneficios para la salud asociados con ellos, como el bajo contenido de grasa y azúcar, impulsará el mercado en el período de pronóstico. El número creciente de supermercados o hipermercados en todo el mundo también impulsará las ventas de postres congelados, ya que estas tiendas ofrecen descuentos de vez en cuando».

Este cambio de preferencia representa un desafío potencial para el creciente mercado de los postres helados, ya que las demandas de productos que se alinean con estas características específicas plantean un escenario competitivo que las empresas deben abordar estratégicamente.

¿Traer postres congelados desde Europa hasta Chile? Es la singular apuesta de la importadora nacional La Bongelé. Benjamín Majluf, ejecutivo de esta empresa relató al diario Las Últimas Noticias que importa los postres congelados desde varias naciones; «Cada taller se dedica a un tipo de pastelería, por ejemplo, el que está en Reino Unido, se enfoca en cheesecakes, carrot cakes, muffins y brownies; el español, prepara productos más boutique, que estéticamente son muy bonitos; en Francia hay uno especializado en volcanes de chocolate, otro en babás, así como en pastelería para vitrinas, entre otros productos más clásicos. Los de mayor demanda son el volcán de chocolate, el cheesecake y los mini bocados, cuyo tamaño es como si fueran un canapé». Majluf declaró que el objetivo es poner a disposición del mercado local los mejores postres europeos especialmente para profesionales de la gastronomía tales como: Hoteles, restaurantes, catering, tiendas gourmet, panaderías y pastelerías.

La creciente exigencia de una diversificación más amplia de productos representa un desafío significativo para los fabricantes, importadores y distribuidores de postres congelados, quienes se ven compelidos a revitalizar y expandir sus carteras de productos.

En la actualidad, los consumidores demandan innovaciones que abarquen desde nuevos sabores hasta alternativas basadas en vegetales, calidad premium, ingredientes orgánicos, consideraciones de sostenibilidad, preocupaciones relacionadas con la salud como el contenido graso, productos libres de organismos genéticamente modificados y niveles reducidos de azúcar, entre otras cuestiones. Este panorama de demandas diversas y multifacéticas plantea desafíos complejos para los productores de este sector, que deben adaptarse a estas tendencias emergentes para mantener su relevancia en un mercado en constante evolución.

Fuentes:
En Alimentos
ALD Professional
Revista Industrias Lácteas
Las Últimas Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *