Dulcería Huevo Moll: Sabores Tradicionales

Es un componente estrella en la pastelería chilena, que surge en el periodo de la colonia en nuestro país. Es también el nombre de esta pastelería, que rescata recetas de nuestra historia. Emprendimiento familiar, creado por Andrea Fernández y Rodrigo Pérez justo cuando la pandemia hizo su entrada, desafiándolos a crear algo delicioso en tiempos difíciles.

«Mi madre, mi abuela, mi tía abuela y mi bisabuela, aparte de la sangre en común, tenían el amor y el talento para la cocina. Fue así como nació «Recetas de Misia Inés» un libro de recetas de cocina chilena, compiladas por mi bisabuela Elena Vergara y sus dos hijas: Laura y Elena Montt. Ellas se encargaron en vida de traspasar a mi madre Ana María Bravo, y a quien les escribe, Andrea Fernández, este camino de cocinera y hoy de pastelera, en el que esta tradición familiar está siempre presente», señalan en la página web de la Dulcería Huevo Moll.

El área periodística de RedBakery investigó un poco acerca de este dato. Una reseña publicada en el Diario El Mercurio en su edición del 18 de agosto de 1982 destacaba la publicación de la cuarta edición de este libro e indicaba que Inés Errázuriz de Vergara fue una mujer muy culta, cuyas dos grandes pasiones fueron las flores y la cocina. Falleció en 1938, casi a los cien años de vida. En 1952 Elena Vergara, hija de Doña Inés, decidió editar un libro de formato costumbrista y tradicional, con las elaboraciones culinarias de su madre, naciendo así el «Recetas de Misia Inés», que contenía instrucciones que incluyen desde el cómo preparar platos muy simples hasta elaboraciones propias de menús de gala de la época.

Hoy conversaremos con Andrea Fernández, propietaria de Dulcería Huevo Moll, representante de una cuarta generación de talentosas mujeres que han profesionalizado y rescatado recetas clásicas para el mundo del Bakery nacional.

¿Desafíos al cuidar y preservar recetas familiares tradicionales?

Lograrlo implica afrontar el desafío de mantener la autenticidad mediante el uso exclusivo de ingredientes naturales y de alta calidad, sin recurrir a conservantes, premezclas, realzadores de sabor ni esencias. Es crucial seguir la tradición culinaria antigua, utilizando los mismos ingredientes y respetando meticulosamente cada etapa de la preparación.

¿Análisis del actual momento de la pastelería tradicional / artesanal en Chile?

Creo que estamos en un momento de crecimiento y exploración, donde hay muchas alternativas en el área de pastelería, hay excelentes exponentes y mucha creatividad. También veo una mirada de rescatar y valorar el producto chileno, lo artesanal y el trabajo dedicado, los ingredientes que nos regala nuestro país, y creo que la gente está con ganas de probar y apoyar la diversidad de pastelerías que existen hoy.

¿Nos comentas algunas características del Huevo Moll?

Nuestro huevo moll viene de una receta de mi bisabuela. La aprendí de mi abuela Laura, que me enseñó a hacer la torta de merengue (las delicias) a mis quince años. Esta tiene de relleno huevo moll y crema de frambuesas. Para el huevo moll, utilizamos almendras peladas y molidas, almíbar y yemas de huevo. Las yemas se cocinan lentamente en el almíbar, cuidando de que no se arrebate la temperatura y revolviendo constantemente la olla hasta lograr el punto.

«Nuestros huevos naranjos y llenos de sabor son la materia prima principal de nuestro producto estrella, el huevo moll. El color naranjo, no amarillo, proviene de la alimentación de las gallinas, en base a granos, que a diferencia de la industrial, aporta sabor, color y textura. Nos hemos preocupado día a día de tener huevos de granja en nuestras tortas para siempre tener una alta calidad en todos nuestros productos. Estas recetas antiguas, merecen los mejores ingredientes, sin colorantes, sin realzadores de sabor, sin esencias, como cocinaban antes, tal como sale en la receta original del libro «recetas de Misia Inés», publicado por mi bisabuela Elena Vergara, quien es la mayor inspiración de nuestra pastelería».
Instagram de Dulcería Huevo Moll

¿Las grandes satisfacciones en la historia de Dulcería Huevo Moll?

Nuestras grandes alegrías han sido nuestros clientes. Muchos nostálgicos que echaban de menos el sabor del huevo moll de antaño, el que venía de la mano de la abuela o la mamá. El de las celebraciones de infancia para muchos. Hemos recibido mensajes muy emotivos de clientes que al probar alguna de nuestras tortas, se emocionan recordando seres queridos que ya no los acompañan. Esos mensajes son un gran motor y motivación para seguir haciendo nuestras tortas con toda la dedicación del mundo.

¿Cuáles son las tres tortas más pedidas por los clientes?

Tenemos excelentes pastelerías de autor, con alternativas variadas, incluso pasteles para personas con intolerancias o dietas especiales. Me parece que la alternativa es excelente, se nota que hay un avance y crecimiento en este tema, y hay mucha disposición de la gente a comprar algo artesanal y hecho con más dedicación, lo que hace que exista competencia y variedad.

Nuestras tres tortas más pedidas son;

Doña Elena (panqueque, huevo moll y manjar de leche condensada)
Ana María (panqueque, crema de naranja y huevo moll)
San Pedro (panqueque, huevo moll, crema pastelera y manjar de leche condensada)

«Te invitamos a probar la nuestra, que con su bizcochuelo artesanal de chocolate, mojadito, la crema Chantilly y la mermelada de guinda ácida te llevará de vuelta a tu infancia. Disfrutaras cada trozo con la crocancia del chocolate Bitter que la corona y envuelve»: Invitación que realiza la Dulcería Huevo Moll en su cuenta de Instagram para saborear la Torta Selva negra, hecha a la tradicional costumbre, con guinda ácida y pedacitos de chocolate amargo.

¿Diferencias entre elaborar a pedido y fabricar mayores volúmenes?

La elaboración a pedido te permite tener un control de cada torta, reduce posibilidades de merma y puedes hacer pedidos más personalizados a los clientes, lo que agradecen. Te permite además mantener un producto elaborado 100% artesanal respetando las recetas más complejas y delicadas.

¿Cómo se proyecta el 2024 en Dulcería Huevo Moll?

Para el 2024 queremos llegar a más hogares con nuestras tortas, conquistar los paladares de los más jóvenes que aún no conocen el huevo moll. Tenemos la idea de sacar nuevos productos, como pequeños dulcecitos (versiones de mini tortas) y quizás alguna que otra torta nueva para sorprender a nuestros clientes. Siempre nos gusta ir renovando nuestros productos, con nuestro huevo moll de cabecera por supuesto.

Felicitamos a Andrea Fernández y le agradecemos, como rubro del Bakery, que a través de sus tortas se rescate y se ponga en contexto contemporáneo, este ingrediente que se ha convertido en un pilar esencial de la repostería nacional, perpetuando la tradición y el gusto por lo auténtico en la mesa chilena.

Para seguir a Dulcería Huevo Moll y disfrutar sus creaciones les invitamos a visitar:
Instagram: huevomoll
Página web: www.dulceriahuevomoll.cl

1 comentario en “Dulcería Huevo Moll: Sabores Tradicionales”

  1. muchos no conocen ĺo que es huevomoll. es una maravilla que sigas con esa tradición pastelera y más con este ingrediente, no sabes cuanto he recorrido para conseguir una torta huevomoll además de comprar tu libro felicitaciones y felicitaciones no puedo decirte nada mas que exito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *