Pastelería La Berlín: Artesanía Dulce hecha con Cariño

En junio pasado cumplieron 5 años de dulce actividad para este emprendimiento que muestra un potente sello artesanal, que pone de manifiesto cómo crece en calidad la repostería en Chile.

La vida es una suma de momentos irrepetibles, y el equipo de La Berlín quiere hacerlos más dulces, más pausados, más vividos. Es un bello anhelo de estos artesanos el acompañar a sus clientes en cada una de las celebraciones que tengan planificadas, y también en las que surgen de un minuto a otro. Para conocerles en la interna conversamos con Daniel Canala-Echevarría, socio y gerente general de la pastelería La Berlín.

¿Se está construyendo una «identidad pastelera» en nuestro país?

Pienso que sí, que efectivamente hay un trabajo «de hormiguita» de la pastelería en Chile que, de a poco, ha ido construyendo una identidad, una manera de hacer pastelería que nos puede distinguir, diferenciar de otros países. Si bien hay, evidentemente, influencias de Argentina en algunos casos o de la pastelería francesa, también se han ido incorporando ingredientes y recetas locales que ayudan a construir una identidad pastelera nacional y que por lo mismo hace que este rubro haya ido destacando con el tiempo. No por nada, para la celebración de las Fiestas Patrias las pastelerías también aumentan muchísimo sus ventas porque la gente entiende que es una fecha donde se pueden reencontrar con ciertas raíces a través de la gastronomía.

Artesanos en modo de elaboración, ¿también artesanos en las recetas?

Bueno, claro. Nosotros nos declaramos como artesanos puesto que trabajamos en la artesanía dulce, en todas sus fases; desde la receta, en el sentido que tratamos de incorporar ingredientes e insumos que contengan un proceso artesanal en su elaboración. Hay pastelerías que trabajan con merengue preelaborado, básicamente en polvo. Nosotros el merengue lo hacemos de cero. Nosotros sí creemos en una artesanía no solo en la manera de hacer las tortas, sino también desde el origen, y esto tiene que ver con la elección de insumos, de ingredientes que vamos a utilizar.

«¿Conoces la historia detrás de nuestra torta de brownie, Nutella y manjar artesanal? Nació de un desafío al que se vio enfrentada la Claudita en su cocina, bastante antes de que existiera La Berlín. Uno de sus nietos, fanático de la Nutella, le pidió crear una torta que rescatara su sabor único. La Claudita, quien siempre ha destacado por entregar amor mediante la preparación de cosas dulces, supo inmediatamente que podía unir los ingredientes favoritos de su nieto y llevarlos a una sola torta». Instagram de La Berlín

¿Nos hablas de la oferta de valor de La Berlín, desde el packaging hasta el sabor?

Es nuestro interés diferenciarnos en todo. En que la gente cuando decide adquirir un producto de La Berlín y luego lo tenga en su casa, realmente sienta que es una experiencia distinta respecto de otras pastelerías en Chile. Y eso tiene que ver desde el packaging, donde nosotros allí pusimos harto cariño y evidentemente marcamos una diferenciación respecto a lo que se venía haciendo, en un alianza con una destacada ilustradora nacional, y por supuesto pasando por todos nuestros procesos, en la calidad de los insumos utilizados, en el producto final que, estamos seguros que tenemos una de las mejores tortas de Chile, y también el servicio completo; la exposición del producto en redes sociales hasta el proceso de venta y postventa y todos los canales de comunicación del cliente con nosotros. Estamos muy encima de eso, muy atentos para que el círculo sea completamente perfecto. Que el cliente desde el minuto que se le apareció La Berlín en el celular o que alguien le haya comentado de La Berlín, hasta que se comió esa torta, todo ese viaje sea una experiencia perfecta y ese es nuestro objetivo y es la oferta de valor. Debe cumplirse una norma interna nuestra, que expresa que las tortas que una persona vea en las fotos, tanto en redes sociales como en nuestra web, son exactamente iguales al producto que le llegue a la casa. Es para nosotros una manera de entender el negocio y eso no ha cambiado nada en nuestros cinco años de existencia.

Hace unos meses Daniel Canala-Echeverría fue entrevistado por nuestro partner comunicacional Canal Horeca. Allí el timonel de La Berlín se refirió a lo más complicado de activar un negocio pastelero. El respondió: «Sin duda alguna, lo más complicado tiene relación con la producción y mantención de nuestros productos. Además, hay una inversión inicial importante para poder financiar la compra de cámaras de frío, hornos industriales y batidoras, entre otros equipos. Y, por cierto, lo anterior debemos hacerlo convivir con nuestra auto exigencia como emprendedores y con los estándares que nuestros clientes demandan. Nos hemos posicionado como una pastelería artesanal, pero también premium, que utiliza ingredientes de primer nivel. Además, nos preocupamos muchísimo de la decoración de nuestros productos y de todos los detalles, lo que se ve reflejado en la promesa de marca de esta pastelería, por tanto no podemos decepcionar a nuestros clientes bajo ninguna circunstancia».

«Ser un berlinista significa mucho más que ser fanático de lo dulce; es amar y valorar el proceso artesanal que hay detrás. Gozar con la cara que ponen tus invitados cuando ven nuestras tortas y prueban las mezclas y explosiones únicas de sabores». Instagram de La Berlín

¿Cuál o cuáles son los siguientes pasos de La Berlín?

Siempre estamos en una constante búsqueda de nuevos pasos, de nuevos caminos. Hoy por lo pronto nos acabamos de sumar a algunas plataformas en las que no estábamos, como por ejemplo Uber Eats. Hace un par de meses abrimos un punto de venta en Los Trapenses y actualmente estamos buscando nuevos mecanismos para encontrarnos con nuestros clientes. Somos la única pastelería en Santiago que tiene un reparto a 38 comunas de la Región Metropolitana, abarcando todo el Gran Santiago con el objetivo de mejorar la experiencia del cliente.

También estamos trabajando en nuevos productos, en mejoras en nuestro sitio web para dar facilidades en la adquisición de nuestros productos. Para otras decisiones mayores, estamos esperando que los tiempos se estabilicen en el país para seguir en esta senda de transformación y de cambio.

Tenemos desafíos permanentes y diversos, y afortunadamente estoy en una posición dentro de la empresa que me permite liderar muchas decisiones. Asimismo, trabajo con un equipo de personas extraordinarias, desde mis socios hasta los colaboradores más operativos. Hoy somos alrededor de 25 personas.

Entre todas las delicias que ofrecen, destacamos en esta oportunidad sus fantásticas tortas de merengue, lúcuma y manjar y la de cuatro leches. Para el momento del “disfrute en solitario”, les recomendamos probar los exquisitos alfajorcitos rellenos con manjar artesanal y espolvoreados con azúcar flor.

Para seguirlos, pueden visitar sus redes sociales:
Instagram: @laberlin.cl
Facebook: @laberlin.cl
Twitter: @laberlin_cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *