Chile sigue luchando contra el desperdicio plástico

Nuestro país se une a una potente iniciativa de las Naciones Unidas que busca terminar con la contaminación por plásticos en el planeta hacia el año 2040.

Este tipo de polución representa una amenaza considerable, aunque aún no se comprende completamente, para el medio ambiente, las especies y los hábitats, así como para el patrimonio cultural. Sus impactos sociales incluyen daños a la salud humana, en particular entre las comunidades vulnerables, y conlleva costos económicos sustanciales.

De acuerdo a lo informado por Radio Bio Bio “Según las estimaciones de la OCDE el consumo de plásticos se disparará en las próximas décadas. Así, pasaría de 460 millones de toneladas en 2019 a 1.231 millones de toneladas a 2060. Cálculos de la misma organización indican que si el consumo de plástico continúa sin cambios en 2060 el mundo acumulará 348 millones de toneladas de plásticos en ríos y lagos más 145 millones de toneladas en el mar. Desde el Gobierno, a través de un comunicado, indicaron que en base a la información recabada los principales sectores económicos responsables de este aumento son los empaques, vehículos y la construcción, con dos tercios del uso total”.

La solución a la plaga de la contaminación plástica en los océanos y en la tierra sería un acuerdo mundial sobre límites y controles, informaron los medios especializados. Desde la década de 1950 se han producido alrededor de 8.000 millones de toneladas de plástico. Los efectos están por todas partes. Uno de los autores de un interesante informe de la Revista Science, Nils Simon, apuntó que: “Los plásticos se encuentran de manera ubicua en cantidades cada vez mayores en todo el mundo, incluso en entornos terrestres e incluso dentro del cuerpo humano”.

Es un hecho que las mismas propiedades que han hecho del plástico un material moderno, aparentemente esencial, también lo convierten en una seria amenaza ambiental. Y nuestro país se está sumando a los esfuerzos por descontaminar. “Chile se sumó a otros 19 países en la Coalición de Alta Ambición, cuyo objetivo principal es generar el primer tratado que facilite el término de la contaminación de plásticos al año 2040. La alianza se conformó tras la histórica resolución 5/14 de la Asamblea de las Naciones Unidas para el medioambiente, aprobada en marzo pasado, para iniciar las negociaciones de un instrumento internacional jurídicamente vinculante en la materia. En ese sentido, sus metas a grandes rasgos son restringir el consumo de plástico y permitir su producción a niveles sostenibles, gestionar la creación y reciclaje del desperdicio plástico, y también generar una economía circular que permita proteger el ambiente y la salud humana”, informó el portal web de la Radio Cooperativa.

El editor sénior de Revista Science, Jesse Smith, detalló al respecto que: “En cuanto a muchas tecnologías nuevas, su desarrollo y proliferación ocurrieron con poca consideración por sus impactos, pero ahora es imposible negar su lado oscuro mientras enfrentamos un problema de contaminación plástica que crece rápidamente. El momento de prevenir la contaminación por plásticos pasó hace mucho tiempo; sin embargo, el momento de cambiar el futuro de los plásticos en nuestro mundo es ahora”.

El informe pide un nuevo tratado global que abarque todo el ciclo de vida de los plásticos, desde la extracción de las materias primas necesarias para su fabricación hasta su legado de contaminación. La mayor proporción de residuos plásticos proviene de los materiales de embalaje (47%), mientras que los textiles son responsables del 14% y el transporte del 6%.

Fuentes:
Radio Cooperativa
The Guardian
Radio Bio Bio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 11 =