La transformación de la fruta al mundo liofilizado

Con el auspicio de nuestro partner Alta Fruta, conoceremos algo más de esta técnica que permite preservaciones largas sin alteración de cualidades basales de los frutos.

El objetivo es preservar su perfil nutricional. Los frutos tratados con esta tecnología se pueden usar como refrigerio saludable, para agregar dulzura a los platos y para hornear. Es un proceso en el que se extrae agua de un fruto después de congelarlo y colocarlo al vacío, lo que permite que el hielo mute directamente de un estado sólido a vapor sin pasar por la fase líquida.

Esta técnica de congelación deja la fruta con una cáscara crujiente que aumenta notoriamente su duración. Almacenado en condiciones ideales puede durar muchos años sin perder nutrientes y reteniendo la mayoría de sus azúcares. Así la fruta mantiene su sabor original.

Así nos lo cuenta el portal especializado Freshly Preserved, “Las técnicas de secado por congelación son más avanzadas actualmente. Debido a esto, muchas marcas de alimentos utilizan este método para conservar las comidas sin perder los nutrientes. La liofilización es diferente de la deshidratación, que consiste en eliminar solo un tercio de la humedad, lo que puede provocar el crecimiento de bacterias y moho. El método de liofilización puede eliminar hasta el 98% de la humedad de las frutas y verduras. Los alimentos que son productos de liofilización se pueden restaurar a su forma original una vez que se agregan con agua. Debido a que la liofilización agota por completo la humedad de los alimentos, hay muy poca necesidad de agregar conservantes para mantener alejadas las bacterias. Al utilizar los métodos de envasado y almacenamiento adecuados, los alimentos liofilizados pueden durar mucho tiempo”.

¿Y respecto a las cualidades sensoriales de la fruta? El aroma y el sabor tampoco cambian aplicando esta técnica porque los frutos no se secan mediante procesamiento térmico. La liofilización mantiene la mayor parte del contenido nutricional de la fruta original. ¡Conversan todas sus beneficiosas propiedades!

Casi cualquier fruta puede liofilizarse: cerezas, fresas (frutillas), piña, frambuesas, moras, arándanos, duraznos, peras, uvas, manzanas, plátanos, mango, cítricos y mucho más. La fruta entera generalmente se corta en mitades, rodajas o cubos antes de liofilizarla, aunque las frutas pequeñas se pueden liofilizar enteras.

La fruta liofilizada se puede emplear de las mismas maneras en que se utilizan frutas secadas al sol o deshidratadas. Por ejemplo, es posible agregarlos en productos horneados, barras de chocolate y mezclas de frutos secos. También se puede comercializar y utilizar molida en un polvo fino para batidos y postres.

Debido a que es un alimento extremadamente estable en lo referido a su almacenamiento, puesto que posee máximo un 5% de humedad, lo que permite mantener intactas sus propiedades nutricionales y sensoriales. Por esa razón, por ejemplo, una frutilla liofilizada es intensamente roja, sabe y huele a frutilla, y se etiqueta simplemente como frutilla porque es 100% frutilla.
En este aspecto, hay muchos usos para la fruta liofilizada, tanto para hornear como aditivo para postres y platos salados. Al cocinar se agrega como cualquier otra fruta, aunque se necesita en algunos casos algo más de agua para rellenar. Pueden agregarse en la masa para waffles, panqueques y productos horneados como muffins, galletas y panes rápidos.

Actualmente Alta Fruta cuenta con un equipo especializado en aportar innovaciones y soluciones inteligentes en la industria alimentaria, como lo es la técnica de liofilización de frutas, trabajando de una manera expedita a la par con sus clientes. Un proyecto que busca la sostenibilidad del proceso, desarrollando nuevos productos manteniendo la esencia nutricional de vitaminas y minerales, además de ser una solución funcional para diferentes nichos de mercado donde garantizar calidad y ahorro son aspectos fundamentales.

Agradecemos a Alta Fruta, empresa chilena importadora, exportadora y comercializadora de frutas y vegetales congelados 100% natural sin aditivos añadidos y cuidadosamente seleccionados para convertirlos en productos finales de alta gama.

Fuentes:
The Spruce Eats
Alta Fruta
Freshly Preserved

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − seis =