Huevo Mol en el ADN de la pastelería chilena

Y esta técnica, de amplia tradición en la repostería nacional, lentamente revive en nuestro mercado local, en este caso de la mano de tres pastelerías familiares.

Hace dos años compartíamos en estas páginas virtuales el resurgimiento de esta técnica de repostería y del uso de las yemas de huevo para elaborar tortas que se han disfrutado desde los inicios de la república en nuestro país.

Pero no es solo patrimonio chileno. Tal y como lo relata el Diario La Tercera “se trata de un dulce tradicional de Sudamérica y que data de los tiempos de la Colonia, cuando las monjas empezaron a prepararlo para darle uso a la yema que se descartaba cuando hacían merengue con clara de huevo. Por eso no es de extrañar que las recetas con huevo mol lleven generalmente merengue”.

Pasteles, Tortas e incluso Helados son hoy algunos de los potentes usos del Huevo Mol en la repostería nacional, que busca revisitarse para entregar un perfil brioso que luego permita su identificación entre las reposterías sudamericanas e internacionales en general.

Y esta técnica, de amplia tradición en la repostería nacional, lentamente revive en nuestro mercado local, en este caso de la mano de una pastelería familiar; “Mi madre, mi abuela, mi tía abuela y mi bisabuela, aparte de la sangre en común, tenían el amor y el talento para la cocina. Fue así como nació “Recetas de Misia Inés” un libro de recetas de cocina Chilena, compiladas por mi bisabuela Elena Vergara y sus dos hijas: Laura y Elena Montt. Ellas se encargaron en vida de traspasar a mi madre Ana María Bravo, y a quien le escribe, Andrea Fernández, este camino de cocinera y hoy de pastelera, en el que esta tradición familiar está siempre presente. Nuestras tortas y postres tienen un sello de sabor único, que te llevará de viaje por los sabores y la nostalgia del pasado”, señala la web de la Pastelería Huevo Moll.

También la Dulcería Las Bezanilla presenta su versión. En la web la presentan así; “Exquisita torta de hojarasca, rellena con mucho huevo moll, algo de manjar casero y cubierta con huevo moll. ¡Deliciosa!” Dulcería Las Bezanilla es una empresa familiar llena de tradiciones y sabores caseros conservados de generación en generación. Sus productos están pensados para disfrutarse en aquellos momentos en que existía tiempo para degustar la repostería y donde tomar té era una costumbre y un evento social muy importante.

Cerramos este informe con la Dulcería Montolín, que también ofrece en su carta una rica versión de la Torta Huevo Mol; “Muchas historias comienzan de la manera más dulce, como la nuestra. Era 1956 y el sueño de Doña Inés de Bustamante por compartir la tradición dulcera de su familia comenzaba a ser realidad. Convencer a su hermana, alma de la Pastelería “La Totó”, para unirse a la idea sería el último paso para fundar lo que hoy conocemos como Dulcería Montolín. ¿Por qué Montolín? Como dato curioso, nuestro nombre viene de la primera ubicación que tuvo la dulcería en un caserón de Providencia, precisamente en la calle Montolín”, es el relato que esta repostería nos comparte en su web.

Es un sabor que esperamos, nunca perdamos, porque nuestra repostería local debe potenciarse siempre, y una de las formas de hacerlo es dando protagonismo a aquellas recetas que nos han acompañado generación tras generación.


Fuentes :
www.mercadosytendencias.cl/formulaciones/huevo-mol-tradicion-bicentenaria-que-revive/931/ www.dulceriahuevomoll.cl www.latercera.com www.lasbezanilla.cl www.dulceriamontolin.cl